2010 LA SENTENCIA DE LA CORTE CONSTITUCIONAL

LA SENTENCIA DE LA CORTE CONSTITUCIONAL

  • El 1 de julio de 2010, la Corte Constitucional a través de la sentencia T-547 de 2010 resolvió la tutela:
    • La Corte estableció que SI era necesario hacer consulta previa en este caso, porque:
      • Cuando existan dudas sobre la procedencia de la consulta, debe adelantarse un escrutinio, preliminar pero formal, con las comunidades, para establecer si existe una potencial afectación de sus derechos que haga imperativa la consulta. En el caso de la licencia ambiental para Puerto Brisa no se hizo el escrutinio, a pesar de las dudas.
      • Es claro que el proyecto puede afectar de manera directa a las comunidades indígenas porque incide sobre su entorno territorial y sobre lugares en los cuales realizan prácticas culturales, razón por la cual, de acuerdo con la jurisprudencia constitucional, debía haberse surtido un proceso de consulta, incluso si Jukulwa no estuviera referenciado como sitio sagrado en la resolución de Línea Negra.
    • La Corte ordena al Ministerio de Ambiente iniciar un proceso de consulta, ya no sobre la licencia ambiental, sino en relación con los impactos del proyecto sobre las comunidades indígenas y la manera de prevenirlos, evitarlos o mitigarlos. Si el proyecto va o no va ya no es discutible, lo que se debe hacer es llegar a acuerdos para mitigar los daños que se van a causar inevitablemente. La Corte da un plazo de 90 días hábiles para adelantar el proceso, que luego es ampliado por demoras para el inicio del mismo (Auto de 5 de octubre de 2011).
    • La Corte ordena a Puerto Brisa suspender las obras. Estas solo se suspenden 10 meses después de la sentencia.
  • La sentencia de la Corte genera una discusión interna entre las organizaciones indígenas, porque algunos sectores insistían en NO participar en una consulta previa, teniendo en cuenta que el lugar sagrado ya había sido destruido y la obra continuaba ¿qué sentido tenía entonces participar en el proceso? (Cárdenas, 2015)
  • A pesar de la orden de suspensión de obra, los trámites continuaron: